Busca con Google

HAY UN SOLO CAMINO Y SE LLAMA JESUS

sábado, 17 de marzo de 2007

LA LIBERTAD

LA LIBERTAD

LIBERTAD. (Del latín libertas, liberatis. Libertad, franqueza, permiso.) f. Facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos. 2. Estado o condición del que no es esclavo. 3. Estado del que no está preso. 4. Facultad que se disfruta en las naciones bien gobernadas, de hacer y decir cuanto no se oponga a las leyes ni a las buenas costumbres. Tomado de Diccionario de la Lengua Española.
Real Academia Española

LA LIBERTAD

La libertad es la posibilidad que tenemos de decidir por nosotros mismos cómo actuar en las diferentes situaciones que se nos presentan en la vida. El que es libre elige, entre determinadas opciones, la o las que le parecen mejores o más convenientes, tanto para su bienestar como para el de los demás o el de la sociedad en general. Las personas libres piensan muy bien lo que van a hacer antes de decidirse a actuar de una u otra manera, pues saben que la libertad no es sinónimo de hacer "lo que se nos dé la gana", y que la mayoría de nuestros actos tienen consecuencias buenas o malas según el grado de responsabilidad con el que actuemos. Para ser libres...

- Participemos activamente, mediante el voto (si se trata de elegir gobernantes) o la expresión de nuestras ideas en la toma de decisiones que afecten nuestra vida personal, familiar o social.
- Defendamos nuestra privacidad.
- No aceptemos presiones de nadie para hacer algo que no queremos o con lo que no estamos de acuerdo.

- Forjémonos una personalidad propia mediante el cultivo de la honradez, la sinceridad, la reflexión y la independencia de criterio.
La esclavitud
La esclavitud se da cuando no somos dueños de nuestros actos ni decidimos por nosotros mismos acerca de lo que queremos o es mejor para nosotros. El esclavo actúa porque se lo mandan, sin cuestionar las órdenes que recibe, así lo que le manden vaya contra sus principios o perjudique a sus compañeros o a la sociedad. En nuestro tiempo la esclavitud (aunque no tenga ese nombre) se presenta cuando una persona renuncia a ser ella misma y permite que otros decidan por ella o la manejen a su antojo.
Así como podemos ser esclavos de otras personas, de una institución o de un régimen político, también podemos serIo de un vicio, una mala costumbre o un capricho. Todo aquello que nos tiraniza y contra lo cual no oponemos resistencia nos convierte irremediablemente en esclavos.
Obstáculos para la libertad
El miedo: nadie puede actuar libremente cuando está sometido a un permanente temor de ser castigado o censurado y a que se abuse de él.
La ignorancia: la falta de educación y de conocimientos hace que muchas personas acepten a ciegas todos los valores, doctrinas y situaciones inconvenientes que otros quieran imponerles.
El conformismo: los que se conforman con lo que son, con lo que saben y con lo que tienen, difícilmente se aventurarán a ir más allá de lo que ya conocen; en consecuencia, es improbable que experimenten la emoción y el valor de ser libres.
Los libres son independientes, autónomos, responsables, dignos, valientes, francos, espontáneos.Los esclavos son sumisos, cobardes, serviles, conformistas, timoratos, cortos de espíritu.

Proverbios…Palabras de libertad: “Libertad es poder decir sí o no; lo hago o no lo hago, digan lo que digan mis jefes o los demás; esto me conviene y lo quiero, aquello no me conviene y por tanto no lo quiero. Libertad es decidir, pero también, no lo olvides, darte cuenta de que estás decidiendo. Lo más opuesto a dejarse llevar, como podrás comprender…" (Fernando Savater)
“La verdadera libertad consiste en el dominio absoluto de sí mismo”. (Michel de Montaigne)
“Un hombre no puede ser dueño de otro hombre”. (Epicteto)
“La libertad no consiste en tener un buen amo, sino en no tenerlo”. (Cicerón)
“Nuestra libertad termina donde comienzan los derechos de los demás”.
De la sabiduría popular: “Ser libres exige valor”, “La libertad no tiene precio”,
“Con toda libertad…”.

PersonajeSimón Bolívar
Libertador de América

Cuando reflexionamos sobre la libertad, el primer nombre que se nos viene a la mente a la mayoría de los latinoamericanos es el de Simón Bolívar (1783-1830). Nadie ejemplifica mejor que él la lucha por la independencia de nuestras naciones frente al dominio español, que duró por espacio de casi cuatro siglos.

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad y Palacios (tal era su nombre completo) no nació en un hogar humilde ni en una familia de ideas libertarias. Al contrario: su cuna fue aristocrática y su fortuna enorme (su familia poseía minas, haciendas cacaoteras y cientos de esclavos). De quererlo, este privilegiado hombre hubiera podido dedicarse a disfrutar de los abundantes lujos y placeres que le permitía su elevada posición social (cosa que hizo durante su primera juventud), apoyar el régimen colonial que tanto lo favorecía y explotar sin misericordia a sus servidores y esclavos para acrecentar sus posesiones y su dinero. Pero prefirió, en uso de su facultad de hombre libre y autónomo, servir a la causa de la libertad de los pueblos de América.

Fuente: Casa Editorial El Tiempo, S.A.

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Marcos 12:31)
Que Dios te bendiga.
Un abrazo
Tu Amigo: Carlos Félix.

No hay comentarios:

CANCIONES REFLEXIVAS

Visitantes